18 de octubre – día mundial de protección de la naturaleza

«Ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo cobren conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología. Es necesario revertir de inmediato la dirección de esa marcha, a través de una acción mancomunada internacional».

KurtWaldheim

EL PLÁSTICO – RIESGO PARA EL MEDIO AMBIENTE Y RIESGO PARA LA SALUD

La enorme utilización del plástico en la actualidad se debe en gran medida a su bajo coste. Estos precios no incluyen los costes de la degradación ambiental generada por este plástico, que pagamos todos los ciudadanos en lugar de los responsables de contaminar, y colocan a los productores de materiales alternativos más naturales en una situación competitiva desfavorable.

Hasta hace no mucho el PVC estaba presente en todo, las botellas de plástico, tuppers, cortinas de duchas, manteles, tarjetas de crédito, juguetes y casi cualquier elemento plástico, al día de hoy gracias a la generación de conciencia muchas empresas sobre todos las relacionadas con la parte alimentaria, han sustituido el PVC por otros tipos de plástico menos nocivos.

La Construcción con PVC

El uso del PVC en elementos constructivos está muy extendido, ventanas, perfiles para ventanas, persianas y revestimientos, recubrimiento de cables, baldosas de pisos, papeles pintados de vinilo, tuberías, cajas de distribución, enchufes, láminas para impermeabilización (techos, suelos), etc., en general, todos los productos flexibles liberan los compuestos tóxicos durante su vida útil; de igual forma son sumamente peligrosos, sobre todo para los niños, aquellos productos rígidos, como ventanas, que contienen en su composición plomo y cadmio.

¿QUÉ PASA CON LOS RESIDUOS DE PVC?

Los residuos de materiales de construcción de PVC se depositan en los vertederos de residuos sólidos urbanos o incineradores; en los primeros, los aditivos de estos materiales se liberan, contaminando el suelo y el agua, esta contaminación es prolongada en el tiempo, ya que la vida media de los productos de construcción de PVC es de 5 a 30 años. En los incineradores, al quemarse los residuos, el cloro contenido se transforma en ácido clorhídrico, gas éste sumamente corrosivo, que produce graves daños materiales y humanos; en dioxinas y en otras sustancias organocloradas.

Durante un incendio todos estos gases son vertidos a la atmósfera y como el ácido clorhídrico también reacciona con los aditivos que contiene el PVC, aumenta el volumen de humos tóxicos. Las cenizas y escombros de un siniestro quedan contaminados con dioxinas.

En Alemania existen fábricas de reciclaje de ventanas ya usadas, pero según investigaciones de Greenpeace, solamente se recicla un 2% de los residuos de construcción. Por otra parte, según este informe, las ventanas incorporarían sólo un 30% a 50% de material reciclado, ya que la calidad de éste último es muy baja. O sea que siempre se utilizará material virgen, que luego se convertirá en residuo y deberá ser eliminado.

OBTENCIÓN DEL PVC RÍGIDO CON METALES PESADO TÓXICOS

Para la obtención de PVC rígido son utilizados como aditivos metales pesados tóxicos, como el plomo y el cadmio. Con él se construyen ventanas, perfiles para ventanas, persianas y revestimientos, tuberías de presión y codos, botellas para aceite y agua mineral, juguetes y otras aplicaciones.

A continuación se enumeran los riesgos para la salud, derivados de los metales pesados:

  • Arsénico (As): Bronquitis; cáncer de esófago, laringe, pulmón y vejiga; hepatotoxicidad; enfermedades vasculares
  • Berilio (Be): Irritación de las membranas mucosas y de la piel; cáncer de pulmón
  • Cadmio (Cd): Bronquitis, enfisema; nefrotoxicidad; infertilidad; cáncer de próstata; alteraciones neurológicas; hipertensión; enfermedades vasculares
  • Cromo (Cr): Nefrotoxicidad; hepatotoxicidad; cáncer de pulmón
  • Mercurio (Hg): Alteraciones neurológicas; afecciones del sistema respiratorio
  • Plomo (Pb): Alteraciones neurológicas (disminución del coeficiente intelectual infantil); nefrotoxicidad; anemia; cáncer de riñón.

* El plástico clorado PVC (policloruro de vinilo) ocasiona graves riesgos al medio ambiente y a la salud pública, durante todo su ciclo de vida. Los principales están asociados con la generación y emisión de dioxinas durante el proceso de fabricación del cloruro de vinilo y la incineración de productos de PVC, y la migración de los aditivos, como es el caso de los plastificantes que necesariamente contienen los productos de este plástico blando. Por todo ello, el PVC puede denominarse «veneno medioambiental». (Sentencia dictada por el Tribunal Superior de Viena, Austria el 31/03/1994).